• Entrega en un plazo de entre 3 y 5 días laborables
  • Posibilidad de devolución hasta los 100 días
  • Pago seguro
  • Envío gratis a partir de los 100 €
  • Entrega en un plazo de entre 3 y 5 días laborables
Tipos de toldos vela 09 apr

Tipos de toldos vela

Volver a la vista general

En una de las entradas anteriores de nuestro blog hablamos sobre la mejor manera de instalar un toldo vela. Sin embargo, hay muchas clases y tipos de toldos vela de hecho, hay veces en las que no es tan fácil decidir qué variante se adapta mejor a las necesidades de cada patio jardín. Por eso, para facilitar las cosas, en la presente entrada de nuestro blog hablaremos brevemente de los dos grandes tipos de toldo vela que ofrecemos y de las ventajas que ofrece cada uno de ellos. De este modo, esperamos poder ofrecerte el asesoramiento necesario a la hora de realizar tu compra de toldos vela.

Tipos de toldos vela

En primer lugar, cabe señalar las diferencias más obvias entre nuestras distintas velas de sombra: la forma y el color. Los toldos vela están disponibles en formas cuadradas, rectangulares y triangulares. Cuál de estas formas se adapta mejor a tu patio o jardín depende en gran medida del espacio que tengas disponible. Un pequeño cuadrado o un triángulo caben en casi cualquier rincón del jardín. Un rectángulo suele necesitar un poco más de espacio para poder colocarlo completamente estirado. Nuestro consejo es que midas de antemano el espacio donde quieras colgar tu vela de sombra. Es importante procurar que quede cierto margen entre las esquinas del toldo y los puntos de fijación para asegurar un montaje óptimo. En el caso de nuestros toldos para pérgola, ofrecemos un sistema especial de deslizamiento para ajustar la tela según las necesidades de cada momento. 

Amplia variedad de colores

Los toldos vela están disponibles en diferentes colores, pero es imprescindible en este sentido tener en cuenta la función de la lona a adquirir. Y es que, el espacio bajo la vela de sombra solo permanecerá a una temperatura agradable si la propia tela no atrae calor adicional. El negro u otros colores oscuros proporcionarán un calor extra, que, en realidad, es lo contrario de lo que se busca con un toldo. Por esta razón, Wovar solo toldos vela en tonos claros. Algunos de nuestros colores más populares son el arena, el antracita, el blanco roto y el gris pardo. Asimismo, también disponemos de mosquetones en distintos colores: elige entre la variante clásica en color gris y la variante en color negro.

¿Transpirable o impermeable?

Por último, nos hacemos otra pregunta clave: ¿elegimos un toldo transpirable u optamos por una variante impermeable? Los toldos vela transpirables de Wovar son básicamente lonas fabricadas con un tejido especial. Dicho tejido (el polietileno de alta densidad) permite que el agua circule a través de él, pero también tiene un efecto adicional de inhibición de los rayos UV. La inhibición garantiza la resistencia a aproximadamente el 90-95% de los rayos solares. Además, este material es extremadamente resistente y no absorbe prácticamente nada de agua. Esto hace que el tejido se encuentre casi siempre libre de podredumbre y moho. Por otro lado, este tipo de tejido previene la posibilidad de que el aire caliente forme bolsas debajo del toldo. Esto te permite disfrutar sin problemas de un lugar fresco durante los meses de verano. 

Las velas de sombra impermeables también ofrecen ventajas muy concretas. La primera es, por supuesto, la más obvia: la impermeabilidad. ¿Estás disfrutando tranquilamente de tu jardín, pero de repente empieza a llover? No hay problema, este tipo de toldo vela te da la seguridad de seguir seco a pesar del chaparrón. Es importante tener en cuenta que la tela debe instalarse con una inclinación de aproximadamente 30 grados. De este modo, no se generará ningún charco sobre la misma, sino que el drenaje del agua de lluvia se producirá de modo eficiente. Estas velas de sombra también bloquean entre el 90 y el 95% de la radiación UV, permitiéndote disfrutar de tu patio o jardín incluso en los días más soleados del año. 

Consejo Wovar: Un toldo vela no suele necesitar mantenimiento específico y es capaz de resistir perfectamente las condiciones de la intemperie. De hecho, si quieres, puedes dejarlo colgado durante todo el año. Sin embargo, en caso de condiciones meteorológicas extremas: tales como una tormenta o una fuerte nevada, sí recomendamos que retires la vela. De este modo, tu lona se mantendrá en condiciones óptimas durante un periodo de tiempo especialmente prolongado. 

Productos relacionados con esta entrada de nuestro blog