• Entrega en un plazo de entre 3 y 5 días laborables
  • Posibilidad de devolución hasta los 100 días
  • Pago seguro
  • Envío gratis a partir de los 100 €
  • Entrega en un plazo de entre 3 y 5 días laborables
La instalación de una bordura de plástico para jardín 07 mei

La instalación de una bordura de plástico para jardín

Volver a la vista general

No hay nada como llegar a casa y contemplar tu jardín o la entrada de tu casa en perfecto orden. Al terminar un largo día de trabajo, o al recibir visitas, nuestro jardín es una de las primeras que se nos vienen a la cabeza. Por supuesto, la idea es conseguir un conjunto lo más estético y armónico posible. Una forma de conseguir este objetivo es utilizar nuestros bordes de plástico. Con estas cintas o borduras, podrás crear una separación clara entre las zonas de tierra de tu jardín, las de piedra, las de grava, el césped o los parterres. En esta entrada de nuestro blog, repasaremos brevemente cómo puedes colocar estos prácticos elementos.

Antes de empezar

Antes de empezar, es imprescindible tener clara la idea; el diseño que se busca para la organización del jardín en cuestión. ¿Te gustaría colocar un camino de grava o una zona de césped rodeada de plantas y flores? Una vez determinada la idea, ya puedes comenzar a calcular el número de bordes que desees utilizar para tu proyecto. Suma las longitudes de estas piezas y obtendrás con exactitud la longitud total del borde a colocar. 

Encarga tus bordes de plástico para jardín

Ahora que ya has determinado cuántos metros de bordes necesitarás, puedes encargar tus borduras. Es siempre mejor pedir un metro de más que uno de menos. Los bordes de plástico están disponibles en varios colores en nuestra tienda online. Wovar ofrece, por ejemplo, bordes de plástico en verde, en gris y en color negro. Los bordes de acero corten también son una magnífica alternativa si la variante de plástico no termina de convencerte.

El proceso de instalación

Una vez recibido el paquete con los bordes seleccionados, ya puedes empezar a instalarlos. Para ello, primero hay que abrir una zanja en el lugar donde se quiera instalar el ribete de plástico. Utiliza una pala para excavar una zanja en forma de V. Puedes elegir si quieres que el borde se hunda en el suelo (casi) por completo o que sobresalga un poco. Por lo tanto, no hay normas a la hora de determinar la profundidad de la zanja: puedes elegirla a tu gusto. Los bordes Wovar de plástico tienen una altura de 15 centímetros, por lo que una zanja de 14 centímetros sería una solución ideal. 

Después de cavar la zanja, puedes colocar el borde en la misma. Si quieres acortar alguno de los bordes para hacerlo a medida, simplemente necesitas usar un cuchillo. La ventaja de los bordes de plástico es que son especialmente flexibles, por lo que las esquinas y las curvas no son un problema para su instalación. Además, no requieren ningún tipo de acople específico, lo que ahorra un esfuerzo adicional. Llegados a este punto, ya puedes anclar el borde rellenando la zanja a ambos lados con tierra de jardín, grava o presionando el césped contra ella. En principio, el borde quedaría así perfectamente instalado. Si quieres un refuerzo extra, o estás trabajando en un camino de piedras de tamaño considerable, siempre puedes reforzar el borde añadiendo unas piquetas.; disponibles en nuestra tienda online en los mismos colores que los bordes de plástico. De este modo, siempre tendrás una opción a juego de las borduras que más te gusten. A la hora de clavar estas piquetas en el suelo, se recomienda usar un martillo de goma.

Productos relacionados con esta entrada de nuestro blog