• Entrega en un plazo de entre 3 y 5 días laborables
  • Posibilidad de devolución hasta los 100 días
  • Pago seguro
  • Envío gratis a partir de los 100 €
  • Entrega en un plazo de entre 3 y 5 días laborables
Construye tu propia pérgola 29 okt

Construye tu propia pérgola

Volver a la vista general

Una pérgola es una estructura hecha, por lo general, de madera y, principalmente, utilizada para la decoración de patios, jardines y terrazas. Sin embargo, además de sus fines decorativos, este tipo de construcción también puede servir de manera efectiva como protector solar. De este modo, al rematar tu pérgola con uno de nuestros prácticos toldos harmonica podrás disfrutar a la sombra  de tu jardín incluso en los días más calurosos y soleados del verano. En definitiva: una pérgola es un elemento perfecto para conseguir ese toque diferencial; ese salto de calidad que buscas para tu jardín. No obstante, es cierto que, debido a los elevados presupuestos que ofrecen las empresas de mantenimiento y similares a la hora de montar una pérgola, esta se convierte en muchas ocasiones en una especie de objeto de lujo, no apto para todos los bolsillos. Precisamente por eso, hoy dedicamos la presente entrada de nuestro blog a realizar una explicación exhaustiva de cómo construir tu propia pérgola sin necesidad de realizar un gasto excesivo. Comprobarás que instalar una pérgola siguiendo nuestras instrucciones y nuestros consejos es más rápido y más sencillo de lo que crees. Sigue leyendo y descubre los materiales necesarios y los pasos a seguir para montar tu propia pérgola. 

Cómo realizar la instalación de una pérgola

Antes de ponerte manos a la obra con la instalación de tu pérgola, es importante que tengas a mano los materiales adecuados. En este sentido, la lista puede variar según las dimensiones de la pérgola en cuestión, su modelo y otros factores que afectan al montaje de la estructura. Lógicamente, si quieres hacer una pérgola pequeña, necesitarás menos materiales que para montar una pérgola de grandes dimensiones. Por eso, antes de elaborar la lista de materiales para el proyecto, deberás tener claras las medidas de la estructura a construir. Empieza por comprobar con excatitud de cuánto espacio dispones para colocar tu pérgola. A continuación, podrás calcular la cantidad de materiales que necesitas. Presta también especial atención a la altura de tu construcción, para evitar contratiempos una vez iniciado el montaje. En la lista de materiales que figura a continuación, partimos de la base de que se trata de una pérgola estándar, sin vigas adicionales transversales. Hablamos por tanto de un diseño cuadrado en el que se puede colgar un toldo. 

Antes de empezar: requisitos imprescindibles 

Materiales para la construcción:

  • 4 postes de madera dura para los montantes
  • 4 postes de madera dura para la parte superior (las vigas)
  • 8 vigas cortas, aserradas en ángulo (los jabalcones)

Herramientas:

  • Broca salomónica (perforación previa al montaje de los tornillos con cabeza de arandela)

  • Taladro eléctrico (para perforar y atornillar)

  • Broca para madera (perforación previa al montaje de los tornillos barraqueros)

  • Puntas Torx y/o puntas hexagonales (pernos/tornillos de montaje)

  • Bote de hormigón (para un montaje en tierra/hormigón)

  • Cinta métrica (para garantizar la simetría de la pérgola)

  • Nivel de burbuja (para una estructura recta)

  • Sierra circular (u otro tipo de sierra, para serrar las vigas y el puntal a la medida desada)

Tornillos y otros accesorios

  • Tornillos con cabeza de arandela (montaje de jabalcones)
  • Tornillos barraqueos (montaje de anclajes y conectores de pérgola)
  • Conectores de pérgola (montaje de vigas) ← RECOMENDADO
  • Hormigón rápido (siempre que vayas a anclar los postes directamente en el suelo)
  • Bandas protectoras Postsaver para madera (previenen la putrefacción de los postes una vez instalados)
  • Tacos de nylon (para montaje en suelos de hormigón/piedra)

El proceso de montaje

Una vez que hayas reunido todos los materiales necesarios para tu proyecto, ya puedes empezar a construir la pérgola. Para la siguiente explicación, tomaremos como ejemplo la instalación de una pérgola sobre unos cimientos ya existentes; esta suele ser la opción más frecuente y además ofrece la posibilidad de llevar a cabo un anclaje más sencillo. También puedes construir tu pérgola directamente en el suelo; sin embargo, te recomendamos en este caso que utilices una pala antes de clavar tus postes.

Para unir las vigas o soportes en la parte superior, recomendamos utilizar nuestros prácticos conectores de pérgola. Se trata de unos accesorios enormemente resistentes y que ofrecen un montaje rápido y sencillo. De este modo, podrás instalar una pérgola sólida y estética en un abrir y cerrar de ojos. Como alternativa, puedes hacer conexiones soldadas con madera, pero esto requiere mucho más tiempo y energía que el uso de los conectores arriba mencionados. El resultado final también depende de la precisión con la que se trabaje. Si el corte no es perfectamente recto, siempre se verá una parte torcida al mirar de frente la estructura. Por eso, solo recomendamos el aserrado de juntas en la madera para los carpinteros o los profesionales del montaje y el bricolaje. 

Para que la pérgola sea perfectamente simétrica, mide de antemano dónde debe quedar exactamente cada poste y qué longitud tendrán las vigas. Esto te permitirá marcarlo todo, colocarlo y serrarlo a la medida deseada. Como en la mayoría de los proyectos de construcción, realizar una buena preparación garantiza tener hecha prácticamente la mitad del trabajo.

El anclaje de los postes

Como ya hemos señalado previamente, en la presente explicación tomamos como modelo la instalación de una pérgola sobre unos cimientos existentes; no obstante, un montaje realizado directamente en un suelo de tierra, difiere poco de la que nosotros proponemos. En cualquier caso, si vas a clavar tus postes directamente en el suelo, ten en cuenta que estos deben ser lo suficientemente largos. Para garantizar una estructura lo más sólida posible, si estás trabajando con postes de, por ejemplo, 270 cm, asegúrate de clavarlos al menos a 70 cm del suelo. Esto te dará la seguridad de una estructura estable a la vez que te garantiza disponer de una parte superior lo suficientemente alto como para que la gente (en la inmensa mayoría de los casos) pueda pasar sin problemas por debajo. La colocación de postes directamente en el suelo es posible, pero se ha de tener en cuenta que la solidez de la mayoría de tipos de subsuelo es cuestionable. Por lo tanto, siempre se recomienda vertir hormigón rápido en el suelo; en los pontes donde vayas a colocar tus postes. Una vez colocado el poste en cuestión sobre la capa de hormigón de fraguado rápido, se forma un anclaje extenso y sólido alrededor de la madera, ofreciendo como resultado una estructura estable que no se hundirá fácilmente. Cava un agujero para tus postes que ofrezca el doble de diámetro el de tus montantes de madera. Así, al usar, un poste de 12 x 12 cm necesitarás abrir una zanja de, al menos, 24 x 24 cm. Utiliza también tus herramientas de medición, como el nivel de burbuja y la cinta métrica para garantizar que los postes queden rectos y con la misma profundidad en cada agujero. 

La parte superior de la pérgola

¿Vas a anclar tu pérgola a una cubierta existente o a una base de cemento? En ese caso, es mejor montar primero la parte superior de la estructura. La parte superior requiere el acople de 4 vigas entre sí de manera que formen un cuadrado. Es aconsejable en este sentido utilizar nuestros conectores de pérgolas. De este modo, te será especialmente sencillo unir las vigas para que formen un conjunto sóldo y perfectamente cuadrado. Puedes optar por un modelo cerrado, pero también por una de nuestras variantes abiertas. El montaje de los conectores de pérgola Wovar se realiza mejor con los tornillos barraqueros suministrados. Para atornillarlos firmemente y en posición completamente recta en la madera, se recomienda perforar la viga en cuestión con una de nuestras brocas para madera. Como los barraqueros suministrados son de formato M8, utiliza una broca de 6 mm de grosor para taladrar la madera antes de atornillarlos. 

Legados a este punto del montaje, ahora dispondrás de un marco cuadrado formado por 4 postes unidos entre sí. El siguiente paso consiste en anclar dicho marco al suelo. Para ello, puedes utilizar nuestros conectores de pérgola-suelo. Estos se deben colocar contra la parte inferior de cada poste. A través de sus agujeros de montaje, atornilla nuestros resistentes tornillos barraqueros en el conector del suelo y repite esta operación con cada poste. Comprobarás entonces que tu estructura queda firmemente unida a la cubierta o base de hormigón correspondiente. En el caso de un subsuelo de piedra, utiliza primero una broca para pared. Con este accesorio, podrás abrir un agujero del mismo diámetro que ofrezca el taco de nylon que vayas a utilizar. El tamaño del taco en cuestión depende a su vez del formato de los tornillos seleccionados para el montaje. Con el pedido nuestros conectores de pérgola incluimos pernos M8; en este caso, la combinación ideal es el taco de 12 mm de grosor. Asegúrate en este sentido de tener a mano una broca de 12 mm. 

El uso de jabalcones

Tu pérgola se mantendrá en pie de forma segura en o sobre el suelo siempre que hayas seguido las indicaciones facilitadas hasta ahora. Para dotar tu estructura de una mayor solidez, se recomienda reforzar los ángulos rectos que se forman en la misma al quedar unidos entre sí los postes y las vigas. Añadiendo a tu construcción una viga aserrada en ángulo por ambos lados (lo que se conoce en la jerga profesional como jabalcones), obtendrás una pérgola especialmente estable y resistente. Una vez cortada la riostra diagonal, debes colocarla de manera que quede unida a la viga y al poste al mismo tiempo. Para su montaje recomedamos el uso de nuestros prácticos tornillos con cabeza de arandela. Estos tornillos son extra largos y están equipados con una cabeza especialmente amplia, para asegurar un mayor rango de sujeción. Si prefieres disimular la cabeza del tornillo tras su montaje, taladra un pequeño trozo de madera usando una de nuestras brocas planas. A continuación, utiliza una broca salomónica para abrir el agujero en el que insertarás tu tornillo cabeza de arandela. Debido a la enorme resistencia de estos tornillos, en la mayoría de los casos, basta con fijar uno en la parte superior y otro en la inferior para garantizar un montaje sólido. 

Toldos harmonica: el remate perfecto para tu pérgola

Na hay mejor manera de cerrar este proyecto que añadiendo a tu pérgola un toldo de alta calidad. De este modo, podrás disfrutar de tu jardín incluso si el sol aprieta o si empieza a llover. En verano, podrás disfrutar del frescor siempre agradable de una sombra. Durante un chaparrón, seguirás estando seco y protegido bajo la lona de tu pérgola. Wovar dispone entre su catálogo de toldos vela de diversos toldos para pérgola. En nuestra sección especial de toldos encontrarás velas de sombra cuadradas, triangulares y rectangulares. Puedes elegir la forma y, desde luego, también el color de tu toldo; asimismo, en nuestra tienda online siempre tienes la opción de elegir entre una lona impermeable y una transpirable. La principal ventaja de un toldo vela en comparación con un toldo tradicional es la facilidad que presenta la retirada y posterior nueva instalación de una vela de sombra frente al siempre complejo proceso de retirada de un toldo fijo. Los cáncamos de anclaje y los mosquetones Wovar te lo ponen todavía más fácil. Además, ten en cuenta que un toldo harmonica, es decir una de nuestras velas de sombra especiales para pérgolas, siempre te da la opción de ajustar la posición de la lona, de manera que puedes regular la cantidad de sombra dependiendo de la necesidad de cada momento. 

Una estructura para todos los públicos: coloca un columpio en tu pérgola

Además de ser una construcción perfecta para la colocación de una vela de sombra, una pérgola también puede utilizarse para colgar un columpio. Con una estructura sólida de pérgola no tendrás que preocuparte absolutamente por nada. El peso de un columpio con una persona encima no supondrá ningún problema para tu resistente pérgola casera. La instalación de un columpio en tu pérgola, no solo garantizará horas y horas de diversión sana a los más pequeños de la casa, sino que, al mismo tiempo, le aportará un toque original y desenfadado a tu jardín. Por otra parte, al optar por esta práctica solución, podrás ahorrarte el espacio que, quizás, ya habías pensado ocupar con una estructura específica para el columpio.

Aunque no te terminen de convencer las ideas de toldos y columpios como accesorios para tu pérgola, desde Wovar pensamos que un elemento que no puede faltar en ningún caso es un foco de iluminación exterior. Las pérgolas se usan principalmente en los meses de verano y, ¿a quién no le gusta trasnochar en esta época del año? Equipa tu pérgola con nuestros focos LED y empieza a disfrutar de tu pérgola también en medio de la oscuridad de la noche.

Pergola schommel en schaduwdoek

Una pérgola a tu medida

Si todavía no estabas del todo animado con este proyecto, esperamos que, tras haber leído estas líneas, te hayas terminado de convencer para ponerte manos a la obra y construir tu propia pérgola. Pide ya todos los materiales que necesitas de forma fácil y rápida en nuestra tienda online. ¿Eres de los que piensa que una imagen vale más que mil palabras? En ese caso, reproduce nuestro vídeo de YouTube que aparece a continuación y que te proporcionará el apoyo audiovisual necesario para comenzar a trabajar enseguida. En él, podrás comprobar cómo nuestro manitas Jesse, utilizando los prácticos conectores de pérgola Wovar, realiza paso a paso la instalación que acabamos de explicar. 


Productos relacionados con esta entrada de nuestro blog