• COMPRA EN DÍAS HÁBILES ANTES DE LAS 21.30 Y TE LO ENVIAREMOS HOY MISMO
  • Posibilidad de devolución hasta los 100 días
  • Pago seguro
  • Envío gratis a partir de los 100 €
  • COMPRA EN DÍAS HÁBILES ANTES DE LAS 21.30 Y TE LO ENVIAREMOS HOY MISMO
¿Cómo se monta un cierra puertas? 31 mrt

¿Cómo se monta un cierra puertas?

Volver a la vista general

Todos hemos sentido alguna vez esa molesta sensación que produce una racha de aire frío que entra por la puerta cuando alguien se ha olvidado de cerrarla. Con la puerta abierta, es inevitable notar el aire frío en invierno (o el caliente en verano). Esto puede producir que te sientas incómodo en tu propia casa u oficina. Para evitarlo, siempre puedes utilizar un mecanismo cierrapuertas; elementos sencillos, pero muy efectivos que garantizan que la puerta se cierre sola después de abrirse. Estos cierrapuertas están disponibles en distintas variantes en nuestra tienda online. Por ejemplo, para un cobertizo o un garaje, se suele utilizar un cerrador en forma de muelle. Para las oficinas o los hogares, existe un mecanismo con pasador que se puede montar en el exterior. Asimismo, ofrecemos un cierrapuertas con brazo extensible. Este brazo (a menudo regulable) se encarga de tirar de la puerta para cerrarla suavemente. En la presente entrada de nuestro blog, te acompañaremos paso a paso en el montaje de un mecanismo cierra puertas de este tipo.

Mecanismos cierrapuertas: distintos modelos

Nuestros cierrapuertas están disponibles en diferentes tipos, como ya hemos explicado brevemente. La variante más adecuada para cada puerta depende totalmente de las necesidades de cada situación. Si quieres que una puerta se cierre rápidamente, un muelle de puerta puede serte útil. Ten en cuenta que la puerta se cierra a una velocidad especialmente usando este modelo. Por ello, esta variante suele utilizarse principalmente en las puertas de cobertizos y garajes. A continuación, ofrecemos una variante intermedia, en forma de broche. Este pasador se monta contra el marco en el exterior de la puerta. Por último, está el cierrapuertas con brazo extensible. Este modelo puede combinarse a menudo con un mecanismo de cierre suave. Si el brazo de cierre es regulable, puedes ajustarlo para que se cierre lentamente y evitar así los siempre molestos portazos. Encontrarás un resumen completo de nuestros diferentes modelos y colores en nuestra subcategoría de cierra puertas.

La instalación

Para llevar a cabo el montaje, primero hay que determinar en qué puerta se quiere colocar el mecanismo. A continuación, selecciona la variante que mejor se adapte a tus necesidades y a tus gustos. Antes de montar, es importante comprobar primero que el mecanismo funciona de manera óptima. Una vez descartados posibles desperfectos en el funcionamiento del mecanismo, puedes marcar los puntos exactos en los que se insertarán los tornillos. Recomendamos usar las herramientas manuales adecuadas para este proyecto: una cinta métrica o un nivel de burbuja. Ten presente que cuando se trabaja con maderas duras, siempre es buena idea perforar la superficie en cuestión antes de atornillarla. Utiliza una broca para madera que tenga al menos 2 milímetros menos de grosor que el tornillo en cuestión. Para terminar, coloca el cerrador contra el marco y atorníllalo con firmeza. Haz lo mismo con el brazo de cierre; después de esto, el cierrapuertas estará listo para su uso. Si lo ves oportuno, puedes ajustarlo a la velocidad de cierre que consideres adecuada. 

Productos relacionados con esta entrada de nuestro blog